Cómo Afrontar Mentalmente las Lesiones

 

Platicaremos de cómo afrontar mentalmente una lesión que nos aleja de la práctica del deporte que tanto nos apasiona. Sufrir una lesión nos afecta  físicamente y  psicológicamente. Imaginemos que estamos entrenando para un maratón, una carrera de ciclismo o un triatlón, al cual le hemos dedicado mucho tiempo y un poco antes del evento, nos lesionamos!!!!

 

 

¿Es más grande  el dolor físico o mental?

 

Definitivamente en lo emocional es un impacto muy grande que genera  pérdida de confianza,  estrés emocional y  tristeza.

 

Les vamos a compartir algunos consejos para afrontar este impacto mental y cómo superarlo:

 

Lo primero es aceptar que tenemos una lesión, así podremos encontrarle una solución en el menor tiempo posible.

 

Debemos establecer un plan con el médico, entrenador o fisioterapeuta para definir el tiempo que dedicaremos a la recuperación y saber cuándo regresaríamos a entrenar.

 

Hay que centrarse en la recuperación, para lo cual hay que mantener la motivación por cuidarnos y seguir todos los ejercicios que tenemos que hacer  en las sesiones de fisioterapia y en casa.

 

Debemos regresar a los entrenamientos de manera gradual, sin exigirse más de lo que nuestro cuerpo soporta. Es importante no saltarnos los plazos de recuperación y querer acelerar el regreso al ejercicio, lo único que lograremos es una recaída en la lesión.

 

Debemos replantear los objetivos y el plan de entrenamiento de lo que queda de la temporada. Cuando terminemos la rehabilitación, debemos asumir que los objetivos anteriores a la lesión, posiblemente ya no estén a nuestro alcance. La  motivación y confianza deberán ajustarse a nuestro estado físico actual  y debemos fijarnos nuevas metas. Es decir, si íbamos a hacer un triatlón en 1 mes, posiblemente ahora será en 3 meses… sin desanimarnos!

 

 

Consulta con tu Doctor si puedes practicar algún ejercicio mientras te rehabilitas, para sentir que estás haciendo algo y mantener de alguna manera tu condición física. Por ejemplo, para algunas lesiones se recomienda nadar, o por ejemplo para lesiones de brazo u hombro puedes hacer bici fija.

 

Toma cada ejercicio de recuperación como si estuvieras haciendo un entrenamiento,  donde el objetivo no será bajar el tiempo sino recuperarse y volver hacer lo que tanto te gusta.

 

Si te gustó la nota, ¡compártela!

Escribir comentario

Comentarios: 0

Síguenos @vivodeporte730