¿Qué es el Ejercicio Aeróbico y el Anaeróbico?

 

 

El ejercicio aeróbico es el ejercicio físico de intensidad moderada  y de larga duración, que necesita un trabajo constante de la respiración para absorber la mayor cantidad de oxígeno.

 

 

 

 

El oxígeno junto con  el trabajo de nuestro corazón, los pulmones y  circulación sanguínea,  va a llevar los nutrientes y combustible a  los músculos del cuerpo, los que nos permite  realizar el ejercicio.  Este combustible lo toma el cuerpo de las reservas de hidratos de carbono y de la grasa que tenemos.

 

Los ejercicios aeróbicos como decíamos son  de intensidad moderada y de larga duración,  los ejemplos más comunes son caminar, trotar, nadar, bailar, hacer bicicleta, entre otros.

 

Se considera ejercicio de intensidad moderada  aquel en el que las pulsaciones cardiacas se mueven en un rango de  60% a 85% de nuestra  frecuencia cardiaca máxima. Normalmente este ejercicio  se hace por un periodo de tiempo entre 30 y 40 minutos. Si lo haces de 3 a 5 veces por semana podrás tener los siguientes beneficios:

 

  1. Mejora la resistencia o condición física, permitiendo aguantar más tiempo haciendo ejercicio
  2. Pierdes peso al utilizar como fuente de energía las grasas del cuerpo
  3. Fortalece la capacidad cardiaca y pulmonar
  4. Mejora la circulación sanguínea y la oxigenación del cuerpo
  5. Promueve la liberación de endorfinas que generan la sensación de bienestar
  6. Reduce la presión arterial y los niveles de colesterol
  7. Acelera el metabolismo, lo que permite seguir consumiendo calorías de la grasa depues de terminar con el ejercicio

 

Por el otro lado está  el ejercicio anaeróbico, que  son ejercicios de alta intensidad y de poca duración (promedio 2 a 5 minutos), donde no se necesita oxígeno porque la energía proviene de fuentes como son el ATP muscular o la glucosa.  Dada la intensidad de estos ejercicios, la fecuencia cardiaca sube arriba de un 85%. 

 

Algunos ejemplos son el levantamiento de pesas, las carreras de velocidad (100, 200 y 400 m planos por ejemplo), el box, deportes como el fútbol y el tenis, que intercalan períodos de descanso con otros de gran intensidad. Este tipo de ejercicios tienen como beneficios que aumentan volumen y fuerza de los músculos , los hacen mas resistentes,  nos ayudan a soportar una mayor intensidad y potencia al hacer ejercicio.

 

Lo más recomendable es alternar y complementar  tanto ejercicios aeróbicos como anaeróbicos, ya que se conseguirás beneficios tanto  cardiovasculares como musculares!

 

 

Si te gustó la nota, ¡compártela!

Escribir comentario

Comentarios: 0

Síguenos @vivodeporte730