Haz Ejercicio para Evitar Resfriados

El ejercicio ayuda al sistema inmunológico a combatir infecciones virales y bacterianas simples. La actividad física puede ayudar al eliminar bacterias de los pulmones y mantener las defensas contra virus, disminuyendo las posibilidades de un resfriado, gripe u otra enfermedad de transmisión aérea.


Con el ejercicio la circulación sanguínea aumenta y envía anticuerpos y glóbulos blancos que son las células de defensa,  a través del cuerpo con mayor frecuencia, lo que permite detectar enfermedades más rápido de lo que normalmente podría hacerlo nuestro organismo. El aumento de la circulación sanguínea también puede ayudar a la liberar hormonas que "alertan" a las células sobre la presencia de virus o bacterias.


Al ejercitarnos, se eleva la temperatura corporal que puede impedir el crecimiento bacteriano, y ayuda al cuerpo a combatir la infección de una manera más efectiva. También con la actividad física se disminuye la liberación de hormonas relacionadas con el estrés, que es un factor que puede producirnos enfermedades.


En estas épocas de frío, se aconseja mantener la actividad física pero evitar los entrenamientos muy largos o extenuantes, como por ejemplo las sesiones de maratón, o rutinas muy intensas de gimnasio. Los ejercicios pesados y prolongados podrían disminuir la cantidad de glóbulos blancos que circulan a través del cuerpo y que nos ayudan para las defensas.


Se aconseja que entrenes en tu gimnasio donde la temperatura ambiente es muy superior  a la que tenemos afuera.  Si vas a hacer ejercicio al aire libre con frío, sal abrigado con alguna sudadera ligera y playera de manga larga, procurando usar ropa deportiva de la que se seca rápidamente. Puedes llevar varias capas de ropa que podrás quitarte si vas sintiendo calor.


No uses ropa de algodón para entrenar,  porque  este material tarda en secarse y con el sudor se mantendrá mojada mucho tiempo.   Usa gorra, ya que se estima que por la cabeza perdemos el 60% del calor corporal. Es recomendable usar guantes y si puedes usa mallas.


Estira y calienta un poco más de lo normal, dedícale unos 10 a 15 minutos. Hidrátate bien antes y después de hacer deporte aunque no tengas sed. La alimentación es muy importante,  toma alimentos ricos en carbohidratos, vitaminas y minerales. Trata de dormir bien!


En resumen, si quieres evitar los resfriados en esta época del año,  no dejes de hacer ejercicio, ten una buena hidratación y  come bien!

 

Si te gustó la nota, ¡compártela!

Escribir comentario

Comentarios: 0

Síguenos @vivodeporte730