Fuentes de energía para el deportista

Les compartimos esta nota desarrollada para Vivo Deporte por especialistas del Gatorade Sports Science Institute, GSSI, les será muy interesante.


Los principales combustibles que utilizamos al hacer ejercicio son los carbohidratos y las grasas. Dependiendo de la intensidad del ejercicio, el tipo de entrenamiento y la genética de cada persona, se utilizará diferentes proporciones de cada uno de ellos. Los carbohidratos son la principal fuente de energía en ejercicios de alta intensidad y las grasas en ejercicios de larga duración.

 

Por esto si queremos quemar grasa corporal, se recomienda hacer un ejercicio moderado como trotar por largo tiempo, es decir arriba de 40 minutos por ejemplo.

 

 

En el cuerpo contamos con suficientes reservas de grasa que ayudan a sostener un entrenamiento o competencia larga, pero las reservas de carbohidratos que se encuentran en los músculos y en el hígado, mejor conocidas como glucógeno, son limitadas y se pueden agotar en una sesión de ejercicio muy intensa o larga. Es por esto que es importante consumir carbohidratos durante este tipo de ejercicios, para tener reservas de energía y mantener el rendimiento, sobre todo en las últimas etapas de la rutina de ejercicio.


Es importante aclarar que en el ejercicio aeróbico, como por ejemplo una carrera 10 k, todo el tiempo estamos utilizando ambos tipos de combustible tanto carbohidratos como grasas. Lo que cambia es la proporción de cada uno, en un inicio usamos más carbohidratos y conforme aumenta el tiempo de ejercicio usamos más grasas, pero si aumentamos la intensidad utilizaremos más carbohidratos. 

También se ha observado que hay un factor individual en cuanto a la preferencia de uso de combustibles, habiendo personas que son "quemadoras de grasa", es decir, que tienden a oxidar más grasa, mientras que hay otro tipo que  son los "quemadores de carbohidratos". Esto se puede saber con una prueba que realiza el Gatorade Sports Science Insitutre , GSSI (en inglés), y es útil para dar recomendaciones de nutrición personalizadas a cada deportista.


Investigaciones han demostrado que "entrenar bajo", es decir, con pocas reservas de carbohidratos o glucógeno, como cuando se entrena en ayunas y sin consumir carbohidratos durante el ejercicio, se puede generar adaptaciones en el cuerpo que ayuden a mejorar el rendimiento para los deportes de resistencia. Sin embargo, estas sesiones sólo se deben hacer una o dos veces por semana para "entrenar" el metabolismo de las grasas, y las demás sesiones deberán de hacerse con suficientes  reservas de carbohidratos para lograr un buen rendimiento.

 

Si te gustó la nota, ¡compártela!

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Luz Ocasio (martes, 20 febrero 2018 01:48)

    Seis fuentes de energía deportiva

  • #2

    podero (viernes, 12 julio 2019 22:01)

    hguyt

Síguenos @vivodeporte730