Desarrolla fuerza al nadar con aletas largas y duras

En una nota anterior les platicamos del uso de las aletas cortas o suaves en la natación y cómo nos ayudan el entrenar con ellas para mejorar la técnica, principalmente en los estilos de crol, dorso y mariposa.

 

En esta nota nos enfocaremos en los beneficios de las aletas para desarrollar la fuerza en el nadador. Las aletas duras y las aletas largas, generan mayor resistencia con el agua por tener un área más grande o rígida, y por ello se utilizan para trabajar la fuerza en las piernas y en desarrollar más capacidad cardio pulmonar. 

 

 

Esta fuerza que se incrementa en el entrenamiento, ayuda a las piernas a ser más resistentes al esfuerzo y a volverse más veloces, pues la frecuencia de patada que se logra al quitarlas, aumenta.

 

Las aletas largas y duras al llevar  sus piernas a hacer mayores esfuerzos, les permitirán prepararse mejor si son nadadores de media y larga distancia, como 400 m hasta 1500 m en alberca, o bien si nadan en aguas abiertas.

 

Si llevan ya tiempo nadando y quieren mejorar la potencia de piernas, empiecen a usar estas aletas largas o duras una o dos veces por semana.   Lo recomendable es primero afinar la técnica de natación, empezar con aletas cortas y cuanto su nado sea eficiente, entonces trabajar en la potencia con aletas largas. 

Acérquense con su entrenador de natación para que les ponga rutinas con aletas y mejorar su fuerza y resistencia en piernas

 

Ya saben aletas cortas o suaves para mejorar técnica, aletas duras y largas para potencia en piernas

 

Algunos ejemplos de aletas largas o duras para trabajar fuerza son las Speedo Biofuse y Trialon

Si te gustó la nota, ¡compártela! 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Síguenos @vivodeporte730