Cápsula Suplementos 4 - GSSI: Importancia de las Vitaminas

Las vitaminas, ¿son realmente necesarias?

 

Existe una variedad muy amplia de productos que contienen diferentes vitaminas y que la gente los consume como suplementos dietéticos, pero ¿realmente son necesarios?

 

El mito más común respecto a su suplementación es que las personas que toman multivitamínicos es porque se sienten fatigados y sin energía. Sin embargo, la realidad es otra: las vitaminas no son una fuente directa de energía como los carbohidratos, las proteínas y las grasas.


 

¿Qué son y para qué sirven las vitaminas?

 

Son nutrimentos necesarios para regular diferentes reacciones químicas esenciales en nuestro cuerpo, incluyendo las que participan en el metabolismo energético, el crecimiento celular y la reparación, la protección contra los radicales libres, y la función muscular y cognitiva.

 

Debido a que nuestro cuerpo no produce vitaminas, debemos ingerirlas en la dieta en cantidades muy pequeñas. La ingesta inadecuada de vitaminas dará como resultado una deficiencia en el cuerpo o en los tejidos, lo cual puede afectar tanto el rendimiento como la salud del atleta.


¿Cuáles son las situaciones para su uso en el deporte?

 

Cuando no consumimos las cantidades adecuadas de vitaminas a partir de los alimentos, su suplementación puede estar justificada en situaciones en las que haya una deficiencia nutricional clínicamente identificada y cuando haya una disminución del consumo de energía o la densidad de nutrientes.

 

Por ejemplo, cuando hay un periodo prolongado de restricción de energía, pérdida o mantenimiento de peso; cuando las personas tienen intolerancia a algunos alimentos y por ende evitan ciertos grupos de alimentos; o bien, cuando la temporada de competencia es muy pesada y los atletas interrumpen sus patrones normales de alimentación, por lo tanto dependen de una variedad muy pequeña de alimentos y productos para deportistas.

 

¿Cuáles son los problemas asociados con la suplementación de vitaminas?

 

En los atletas que no están comiendo adecuadamente, puede propocionar una falsa sensación de seguridad. A menudo, los suplementos de vitaminas se consideran un sustituto de una pobre ingesta de frutas y verduras; sin embargo, no contienen la enorme variedad de productos químicos de alimentos (llamados fitoquímicos) que se encuentran en frutas, verduras, hierbas y especias, que promueven efectos relacionados con la salud.

 

Las dosis altas de suplementos de vitaminas antioxidantes pueden ser contraproducentes. En algunos casos, se ha demostrado que un exceso en la suplementación de vitaminas C y E puede afectar las propiedades de contracción de los  músculos, así como la respuesta al entrenamiento inducida por el ejercicio, y, por consiguiente afectar el rendimiento.

 

Existen diferentes productos que proporcionan dosis únicas o combinaciones de vitaminas y minerales.

 

Los suplementos que son promovidos como reemplazo para una ingesta dietética adecuada, normalmente contienen una amplia gama de vitaminas y minerales en dosis que se encuentran dentro del rango de la IDR (Ingesta Diaria Recomendada) para la población. Aquellos que rebasan las IDR no son recomendables, debido a que puede haber mayor riesgo de toxicidad.

 

La suplementación de vitaminas puede ser necesaria para tratar o prevenir una deficiencia conocida y dicha suplementación debe ser como parte de un tratamiento general, prescrita solamente por un médico y controlada por el equipo integral de salud.


Antes de consumir algún suplemento nutricional, consúltalo con tu médico o nutriólogo. En el GSSI se trabaja para mejorar el rendimiento de los atletas.

 

 Conoce más sobre rendimiento, nutrición e hidratación deportiva en el sitio de Gatorade Sports Science Institute, GSSI en gssi.org.mx

 

Si te gustó la nota, ¡compártela!

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Síguenos @vivodeporte730