Cápsula Suplementos 6 - GSSI: Riesgos de Consumir Suplementos

¿Tiene riesgos consumir suplementos alimenticios?

 

Muchos deportistas utilizan uno o varios suplementos nutricionales y la gran mayoría piensa que están consumiendo un producto completamente seguro que contiene exactamente lo que se reporta en la etiqueta y que se puede auto prescribir al ser un producto “alimenticio”.

 

Desafortunadamente, las normas que regulan la producción y la composición de estos productos no son muy estrictas y muchos de los componentes y sus efectos no están debidamente avalados por estudios científicos. 

 

En Estados Unidos, la Agencia de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration – FDA) es la responsable de regular alimentos, medicamentos, cosméticos, y otro tipo de productos. Pero los suplementos deportivos no requieren la aprobación de la FDA antes de salir al mercado.   

 

Se han reportado casos en los que los suplementos contienen cantidades de ingredientes activos diferentes a las indicadas en las etiquetas o bien, sustancias que no se reportan en las etiquetas como estimulantes o precursores de hormonas, que pudieran ocasionar daños a la salud.

 

En algunas ocasiones, los suplementos se contaminan accidentalmente durante el proceso de manufactura o se le añaden intencionalmente sustancias prohibidas con el fin de cumplir con la función que promueve el suplemento. 

 


Los deportistas también corren un gran riesgo ya que esto puede ocasionar que los atletas den resultados positivos en las pruebas de dopaje y por lo tanto que sean eliminados de sus competencias.

 

En el 2000, se realizaron algunas investigaciones para evaluar la pureza de varios suplementos y se encontró que en algunos casos, los productos no contenían las sustancias señaladas o bien que la cantidad real superaba hasta en un 150% la dosis reportada. Por otra parte, muchos suplementos estaban contaminados con sustancias prohibidas, ¡incluso multivitamínicos!

 

Algunos de los contaminantes encontrados fueron esteroides anabólicos y efedrina que son sustancias consideradas como dopaje positivo, lo que podría poner en riesgo la carrera de un atleta elite, además del riesgo a la salud que implica el consumo de estas sustancias prohibidas.


 

Algunas recomendaciones que da el Comité Olímpico Internacional con respecto al uso de suplementos son:


1) Los suplementos que “aumentan el músculo” o “queman la grasa” son los que más pueden estar contaminados.


2) “A base de hierbas” o “natural” no significa que sea seguro o inocuo. Al contrario, hay más falta de regulaciones y complicaciones para tener las dosis exactas cuando se trata de ingredientes naturales.


3) Usar vitaminas y minerales de laboratorios de renombre y que no estén mezclados con otras sustancias. Mayor cuidado con productos del “mercado negro” o sin etiqueta.


4) Evitar compra de productos de Internet de empresas que no estén establecidas.

Utilizar productos de empresas con buenas prácticas de manufactura. Por ejemplo, preferir multivitamínicos de empresas farmacéuticas.



La dieta, el estilo de vida y el entrenamiento del atleta debe ser perfeccionado  antes de considerar el uso de suplementos.

 

Es importante que los deportistas consulten a un nutriólogo o a un médico con especialidad en el deporte antes de tomar cualquier suplemento, para evitar riesgos a la salud, o consumir algún suplemento que no funcione y sólo represente un gasto innecesario. 

 

En el GSSI se trabaja para mejorar el rendimiento de los atletas.

 

 Conoce más sobre rendimiento, nutrición e hidratación deportiva en el sitio de Gatorade Sports Science Institute, GSSI en gssi.org.mx

 

Si te gustó la nota, ¡compártela!

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Síguenos @vivodeporte730